El Régimen Bipartidista del PPSOE


Nos dicen continuamente que vivimos en una democracia. Los más jóvenes, y los ya no tan jóvenes, han estudiado eso en la escuela. Ahora mismo hay un partido en el poder, porque así se decidió en unas elecciones libres. Hay quien le parece bien lo que está haciendo este partido en el gobierno. No hay más que alegrarse por ellos y respetar su opinión. Por otro lado, cada vez somos más gente a la que no nos parece bien lo que está haciendo ¿Y qué hacemos? Desde los medios nos dicen "Si no os gusta este gobierno podéis votar al otro partido"

Un momento, ¿al otro partido? ¿Es que solamente hay dos partidos?

NOS ESTÁN TOMANDO EL PELO.

Los medios de comunicación que se empeñan en hacernos ver que sólo son posibles dos opciones son los pilares básicos del engranaje que mantiene este rígido sistema del que es muy difícil salir. Se denomina sistema bipartidista.

 

¿Qué es un "sistema bipartidista"?

Un sistema bipartidista es un sistema de partidos políticos que favorece la aparición de dos fuerzas políticas (aparentemente antagónicas en el espectro político) para generar una exclusión del resto de fuerzas políticas, sucediendo en TODAS las elecciones que uno de ellos alcanza el gobierno de la nación y el otro ocupa el segundo lugar en las preferencias de voto, pasando a ser la oposición oficial al gobierno.

Hay quien piensa que este sistema es una opción democrática más, y que la mayoría de las democracias occidentales están doblegadas a él porque sus ciudadanos así lo quieren cada vez que hay elecciones generales. Pero cada vez menos gente se cree ya este cuento. En España, por ejemplo, la separación de los votos por circunscripciones hace que millones de votos que no pertenecen a PP o a PSOE vayan directamente a la basura, en vez de sumarse. ¿Cuántos de nosotros hemos oído que no merece la pena votar a otro partido, porque no va a salir y porque es "tirar nuestro voto a la basura"? ¡Mentira! Si no votamos al régimen del PPSOE no estamos tirando nuestro voto a la basura,

¡ellos son los que tiran NUESTRO VOTO a la basura!,

gracias a la ley electoral que PP y PSOE pactaron. La mayoría de las provincias españolas están llenas de personas a las que nunca se les ha contado su voto en unas elecciones generales, y eso incluso aunque hayan votado a un partido con más de un millón de votos. Ahora ve, y dile tú a cualquiera de esos españoles que hay democracia. ¿Es o no reirse de ellos en su cara? Además, si fuera verdad que los españoles son los que quieren que haya un régimen bipartidista, PSOE y PP no se resistirían tan fuertemente a la petición de cada vez más ciudadanos de una ley electoral proporcional. Sólo entonces los ciudadanos podrán votar libremente al partido que quieran y podremos saber si los españoles queremos o no el bipartidismo.

Como consecuencia, millones de personas cada 4 años, desilusionadas, deciden no votar, votar en blanco o al menos malo de PP y PSOE, en vez de al partido político, de los muchos que hay, que mejor les represente. Se trata de un método para perpetuarse en el poder mucho más eficiente que el de dictaduras como la franquista. Por muy mal que lo hagan estos dos partidos, por mucho que roben a los ciudadanos, el puesto peor en el que van a quedar en unas elecciones es ¡segundo! Y, en ese caso, sólo basta con esperar 4 u 8 años para que el otro partido se desgaste y volver al poder. Y así hasta el infinito y más allá. En el fondo, a pesar del aparente "enfrentamiento" que protagonizan día a día en los medios de comunicación, para ellos tiene poca importancia quién de los dos gobierne: están de acuerdo en la mayoría de cuestiones importantes, como demuestra el hecho de que en todos los parlamentos suelen votar a favor de las mismas leyes.

 

¿Es democrático un sistema bipartidista?

Los defensores de este sistema nos venden que sí, y, además, argumentan que genera una estabilidad política necesaria al excluir sectores "extremistas" o "radicales" que, con un sistema electoral justo podrían alcanzar una representación parlamentaria importante o incluso participar en el gobierno. En primer lugar, ¿de los más de 20 partidos que se presentan en cada circunscripción a las elecciones generales todos son extremistas salvo ellos dos? ¡Los cojones! En segundo lugar, es evidente que el sistema bipartidista es de los más estables posibles: una vez que entras en él, es dificilísmo salir. Por todo ello ¿qué lo distingue de una dictadura? Para Franco también era "necesario" excluir a fuerzas políticas "por el bien de España".

En conclusión, por mucho que quieran enrevesar el discurso, UN SISTEMA BIPARTIDISTA NO ES DEMOCRÁTICO. Y de la misma forma que los medios de comunicación durante la primavera árabe cambiaron su lenguaje y dejaron de llamar a Ben Ali y a Mubarak "presidentes" para llamarles "dictadores", y sus respectivos "gobiernos" pasaron a llamarse "regímenes", a la sistuación política en España tendríamos que llamarla "dictadura" y al sistema bipartidista "régimen del PPSOE".


Volver                                                    Continuar